Pasión futbolera que hizo perder cinco millones a la Unsa

Adverso primer tiempo. Una universidad siempre en apuros económicos no podía darse esos lujos. Meter plata en un equipo de fútbol. Por eso su ex rector Rolando Cornejo fue sentenciado. 

 Por: Carlos Herrera.

Arequipa.
Edwin Arismendi Ocola y Jorge López Ancasi jugaron en el Atlético Universidad en el 2000 y 2001. En esos dos años, el equipo granate peleaba por llegar al fútbol profesional, objetivo que consiguió recién al año siguiente.
Ambos  jamás imaginaron que vestir la casaquilla del equipo promovido por la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa) los llevaría a los pasillos del Poder Judicial. Los dos jugadores fueron testigos clave para poner al descubierto cómo se desviaba la plata de la Unsa para financiar a un club privado. Responsable central: Rolando Cornejo Cuervo, a quien la semana pasada el Poder Judicial le impuso una condena  de prisión efectiva de tres años y seis meses. La ex autoridad apeló el  fallo. También la fiscalía, a cargo de la investigación, ha pedido una condena mayor a seis años.
En su declaración testimonial, López señala que vino a jugar fútbol. Nunca se desempeñó como jefe de prácticas de una facultad, sin embargo, en la planilla figuraba así.
“Solo jugaba. Mensualmente recibía un sueldo de mil soles aproximadamente. La firma que se registra en el contrato a plazo fijo del 1 de junio del 2001, no es mía”. Estas frases fueron señaladas enfáticamente por López en la audiencia del juicio oral.
La versión de Edwin Arismendi es parecida. Según el  titular de la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa, Arturo Valencia Paiva, éste fue el “modus operandi” para financiar una institución que tenía carácter privado y no había razones para derivar dinero que era público.
Los jugadores del Atlético eran trabajadores del Estado, pagados con nuestros impuestos o recursos generados por los estudiantes agustinos. Esta figura se repitió en 59 contratos que se firmaron entre enero de 2001 a octubre de 2002. En total se desembolsó 658 mil 895 soles. Las advertencias las hizo el Organo de Control Interno de la Unsa (OCI). De ello responsabilizó a Rolando Cornejo, Pablo Fernández y Miguel Sierra (este último fue absuelto por el juzgado)
Valencia sostuvo en el proceso realizado ante la jueza unipersonal Nayko Coronado Salazar, que lo más preocupante fue que de los 59 contratos, cerca de cincuenta eran con firmas falsas. Los futbolistas no rubricaron estos documentos.
La pasión del Atlético
Cornejo era un apasionado del Atlético. Los lunes sus estados de ánimo dependían del resultado que conseguía el equipo el domingo. En partidos importantes bajaba a arengar a sus jugadores en el camerino.
Esta pasión lo llevó a cometer delitos que desembocaron en su condena de 3 años y seis meses de prisión efectiva. Pero ésta no es la única denuncia que podría ponerlo en la cárcel.
En la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa, a cargo de Judy Jenny Rodríguez García, existe una investigación  abierta al ex rector y a la actual autoridad universitaria Valdemar Medina Hoyos. Este último era directivo del club y vicerrector de la universidad. Igual ambos son acusados de transferir dinero, más de cinco millones de soles  al club granate. El ilícito ocurrió en el  periodo 2003 – 2005, cuando el equipo ya jugaba en el fútbol profesional.
Contra las cuerdas
La denuncia se realizó en mayo de 2011, por el ex congresista Pedro Santos Carpio. Basado en un informe realizado  por el Órgano de Control Interno de la Unsa, en esos dos años se derivaron ingentes cantidades de dinero al club, sin que éste vuelva  a las arcas universitarias.
Para hacer esas transferencias, el Consejo Universitario aprobó que el club se convierta  en un Centro de Producción (entes en los que la universidad invierte para generar recursos).
En total la Unsa derivó al Atlético en tres años 5 millones 618 mil 250 nuevos soles. De este monto, la casa de estudios solo recuperó un millón 295 mil 172 soles, teniéndose un faltante de 4 millones 323 mil 78 soles. Para el OCI esta pérdida de dinero es responsabilidad de las entonces máximas autoridades universitarias,  Rolando Cornejo y Valdemar Medina.
El Atlético Universidad se fundó el 24 de febrero de 1964  por un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa). El club privado en 1996 fue tomado, mediante acuerdo de Consejo Universitario, como un proyecto de la Unsa. Este acuerdo se ratifica el 2001.  En el 2003 es Centro de Producción. Ahí comenzaron los problemas que Cornejo no los advirtió.
La historia del club granate

Rolando Cornejo Cuervo asumió la presidencia del Club Atlético Universidad el 2000. En ese año se corona por primera vez en su historia campeón del departamento de Arequipa y se convierte, por tanto, en el único representante arequipeño en la Etapa Regional de la Copa Perú 2000, donde resultó eliminado a manos del Coronel Bolognesi.
La segunda campaña destacable se dio al siguiente año, en el que impone condiciones en el departamento de Arequipa y disputa nuevamente la Etapa Regional. En esta instancia fue eliminado por el Deportivo Bolito de Tacna.
En el 2002, Atlético Universidad fue por tercera vez consecutiva campeón del departamento arequipeño. Logró el título de la Copa Perú tras imponerse en la final al Atlético Grau, luego de empatar 1-1 en Arequipa y ganar de visitante en Piura por 2-4.

FUENTE: 

http://www.larepublica.pe/05-02-2012/pasion-futbolera-que-hizo-perder-cinco-millones-la-unsa

Publicado el febrero 9, 2012 en Noticias anticorrupción, Vigilancia universitaria PROYECTO. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: